8 DE MARZO EN EL PARLAMENTO EUROPEO: MUJERES REFUGIADAS

Propuesta de Resolución al Pleno del Parlamento Europeo que han presentado dede la Plataforma CEDAW sobre MUJERES REFUGIADAS:

 

———————————————————————

8 DE MARZO EN EL PARLAMENTO EUROPEO: MUJERES REFUGIADAS

El 4 de marzo la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género del Parlamento Europeo ha convocado, con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, una Jornada sobre Mujeres refugiadas, con la participación de más de 400 personas, la mayoría eurodiputadas o diputadas de 24 de los 28 estados miembros de la UE, del espacio ampliado (Noruega) y de países candidatos (Albania, Montenegro, Serbia y Turquía). Entre los 4 parlamentos ausentes estaban España e Irlanda, ambos en pleno proceso de constitución de gobierno tras las elecciones. La Presidenta de la Comisión, Iratxe GarcíaPérez, señaló que ha sido el 8 de marzo más concurrido en el Parlamento Europeo. Había una exposición de fotos sobre DESPLAZADAS, y repartieron estos documentos:

Sobre legislación y situación de mujeres refugiadas en 19 estados que contestaron el cuestionario: http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/BRIE/2016/576008/IPOL_BRI(2016)576008_EN.pdf/

Sobre el abuso de internamiento de migrantes en Centros de detención: http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/BRIE/2016/577991/EPRS_BRI(2016)577991_EN.pdf/

Sobre la legislación actual y la situación a nivel nacional: http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/BRIE/2016/576008/IPOL_BRI(2016)576008_EN.pdf/

El Presidente del Parlamento Martin Schulz no comentó la propuesta de la Comisión Europea el día anterior, que ha de ratificar el Parlamento, de aumentar 700 millones de euros el presupuesto comunitario entre 2016, 2017 y 2018, para afrontar la afluencia incesante de demandantes de asilo e inmigrantes y el cierre unilateral de fronteras por 8 de los 26 países del espacio Schengen, entre ellos Hungría, Macedonia y Austria, que bloquean a unas 70.000 personas en Grecia. Tampoco habló del incumplimiento del acuerdo en septiembre de 2015 de reubicar a 160.000 refugiados1 , pero sí de la cumbre de Turquía y la UE el 7 de marzo, en la que Bruselas volverá a solicitar a Ankara que controle el flujo de migrantes, para lo que el gobierno turco recibió 3.000 millones de euros en 2015. Mary Robinson, ex-presidenta de Irlanda y ex Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que nadie se echa a andar miles de kilómetros ni arriesga su vida y la de sus hijos en una patera si no es porque su casa es aún más insegura; que según ACNUR desde junio la proporción de mujeres y niños supera el 55%, y han crecido las redes de traficantes y los abusos sexuales contra ellos y personas LGTBI a cambio de transporte, comida o techo, y que además de los que huyen de la guerra, también hay víctimas del cambio climático. Nawal Sufi, siciliana de origen marroquí que trabaja con personas refugiadas, dijo que no hay diferencia entre migrantes económicas y refugiadas, y el Mediterráneo se llena de cadáveres de ambas. Pero la dimensión y la dureza de las migraciones se han multiplicado, y es necesario denunciar las concertinas, la 1 De los que 17 Estados miembros han asumido a 4.678 (50 en España), aunque de hecho sólo se han reasentado 303 refugiados de Italia (18 en España) y 295 de Grecia, según datos del Ejecutivo comunitario del 24 de febrero. 2 brutalidad de la policía de fronteras y las colas de 3 o 4 horas bajo la lluvia para un cuenco de comida, y exigir pasillos humanitarios, en lo que coincide con la Resolución del Comité Económico y Social Europeo (CESE) EESC-2015-05366-00-00-RES-TRA de 10.12.15, pues 8 de los 11 Estados miembros de mayor tránsito (Hungría, Polonia, Malta, Grecia, Alemania, Austria, Eslovenia, Bulgaria, Suecia, Italia y Croacia) están cerrando unilateralmente sus fronteras, fragmentando el espacio Schengen. EL CESE pide otros 12 puntos: estatuto uniforme de asilo que favorezca el reparto solidario entre los 28 estados del reasentamiento de las 160.000 personas acordadas; reconocimiento mutuo de las decisiones positivas en materia de concesión de asilo, revisión del Reglamento de Dublín; que los costes de la acogida no computen en el límite de déficit público; mantenimiento del espacio Schengen sin fronteras interiores, eliminando los muros y alambradas levantadas; afrontar las causas de la migración masiva; trabajar en los países de origen, tránsito y destino, con apoyo a la integración laboral y lingüística, y enfoque de derechos humanos con participación de la sociedad civil. Hubo 3 grupos de trabajo de una hora, sobre violencia de género, salud e integración, interviniendo decenas de parlamentarias/os, que señalaron otros puntos críticos, como el campamento de Calais (Francia), las violaciones en Colonia, o los artículos 59 al 61 del Convenio de Estambul, sobre asilo por razones de género y no devolución de las víctimas de violencia de género a un país en el que peligre su vida o en el que pudieran ser víctimas de tortura o de penas o tratos inhumanos o degradantes. Los 5 Compromisos con las Mujeres Refugiadas de ACNUR, Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados: estrategias integradas -sanitarias, jurídicas y de servicios- contra la VG; inscripción y documentación individual de las mujeres, para garantizar su seguridad, libertad de circulación y acceso a los servicios de primera necesidad; que sean mujeres el 50% de los representantes ante el ACNUR de los refugiados en campamentos, entornos urbanos, rurales o zonas de retorno; que la distribución de alimentos y otros artículos se realice directamente por las refugiadas adultas de los hogares, e incluir la entrega a todas las mujeres y jóvenes de artículos sanitarios para la menstruación y otros. Ingiborg Gisladottir, responsable de ONU Mujeres para Europa y Asia Central, con sede en Turquía, fue muy crítica con la gestión de la crisis migratoria. Grecia va a devolver a 350.000 refugiados a Turquía en base a los acuerdos de este país con la UE. El asilo es cada vez más difícil de conceder, no se cumple el examen individual que establece la Convención de Ginebra, ni el registro individual que es una garantía para las mujeres, y países como Alemania y Dinamarca no están concediendo la reagrupación familiar. Propuesta de Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación de las mujeres refugiadas y solicitantes de asilo en la UE. La eurodiputada Mary Honeyball presentó el Informe (2015/2325 (INI)) que se votará en el pleno el propio 8 de marzo, propuesto por la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género, por 18 votos a favor y 10 en contra. A pesar del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA), la legislación, las políticas y las prácticas en los 28 Estados de la UE siguen siendo muy diferentes y con grandes lagunas en la protección ofrecida a las mujeres, que parten de no gozar de independencia financiera ni administrativa para abandonar su país de origen, y si consiguen huir son vulnerables a mayores dificultades y violencia 3 de género en los países de origen, de tránsito y de destino. Algunos Estados de la UE han adoptado directrices en materia de género, pero no son vinculantes y su eficacia ha sido parcial y desigual. Los testimonios orales tienen más importancia en las solicitudes de asilo de las mujeres, y varias ONG informan de estereotipos de género e incredulidad en los responsables de la tramitación de las solicitudes de asilo. Las mujeres solicitantes de asilo necesitan un asesoramiento jurídico de calidad, pero los traumas psicológicos y la estigmatización a consecuencia de la violencia dificultan que cuenten detalles íntimos de sus experiencias traumáticas a sus representantes legales. Además, las solicitudes de asilo basadas en el género suelen requerir un trabajo jurídico mayor, mientras muchos Estados miembros han recortado el gasto en asistencia jurídica gratuita por los programas de austeridad, lo que obliga a muchas solicitantes de asilo a interponer recurso sin representante legal, haciendo que se tomen decisiones que dan lugar a tragedias irreversibles o la imposibilidad de ejercer el derecho a la reagrupación familiar o vías de recurso eficaces, como ha manifestado la Agencia de los Derechos Fundamentales. Evaluar en las solicitudes de asilo presentadas por mujeres su perfil cultural, social y psicológico, el origen, la educación, los traumas, temores, y desigualdades entre hombres y mujeres; que los Estados miembros expongan los motivos de concesión de asilo para obtener datos útiles sobre concesión por violencia de género; informarles de su derecho a formular una solicitud de asilo independiente, sobre el procedimiento, el principio de no devolución y sus derechos y los servicios específicos. El Informe sobre refugiadas insiste en abrir de inmediato vías seguras para las y los solicitantes de asilo; repartir entre los 28 Estados miembros, y no solo entre los países de llegada, los programas de reasentamiento y sus costes; que la legislación y las políticas sobre migración irregular no impidan el acceso al procedimiento de asilo; que las refugiadas sean inscritas y documentadas individualmente y dispongan de los servicios de primera necesidad que estableció la ACNUR y que la UE incluya la perspectiva de género cuando cree el mecanismo de denuncia ante el agente de derechos fundamentales de Frontex y contra Frontex (Resolución del Parlamento de 02.12.2015) y en el reconocimiento del estatuto de asilo —por violación, violencia sexual, mutilación genital femenina, matrimonio forzado, violencia doméstica, crímenes de honor y discriminación por razón del sexo amparada por los Estados—y en las medidas de acogida e integración, y que la Comisión aumente la financiación de los programas Daphne y Odysseus para proteger a las mujeres refugiadas. Alerta de que la propuesta de Reglamento estableciendo una lista común de países de origen ‘seguros’ a efectos de la Directiva 2013/32/UE sobre procedimientos comunes para la protección internacional, que priva del asilo sin el estudio individualizado exigido por la Convención de Ginebra a las personas procedentes de un país ‘seguro’; que califica así a todos los de la Unión Europea, y otros como Turquía, de donde proceden muchas mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual o de violencias de género en el ámbito privado; y que genera un abismo entre las Directivas 2011/36/UE contra la trata de seres humanos y 2012/29/UE sobre la protección de las víctimas de delitos y la realidad. Debe reconocerse explícitamente que ningún país puede considerarse verdaderamente «seguro» para las mujeres y las niñas cuando la violencia de género es un problema endémico y global. Dada la elevadísima exposición de las mujeres, niñas y niños en rutas migratorias ilegales a la violencia física y psíquica, a la trata y la explotación por los traficantes de personas (la trata implica coacción y explotación, pero no necesariamente cruce irregular de fronteras, como el tráfico de seres humanos, que en términos políticos y jurídicos da lugar a obligaciones diferentes), darles rápidamente ayuda adecuada siempre que haya sospechas de ello; entrevista individual, sin presencia de terceros, con intérpretes y entrevistadoras mujeres con formación completa y obligatoria sobre violencia sexual; que quienes tramitan solicitudes de asilo en la UE estén formados para la protección contra la mutilación genital femenina; pleno acceso a la salud y los derechos sexuales y reproductivos, incluido el acceso al aborto seguro, y más recursos de atención médica; conceder a las mujeres migrantes y a las solicitantes de asilo, en especial en caso de disolución del matrimonio, un permiso de residencia independiente del de sus 4 cónyuges; que los procedimientos de reagrupación familiar garanticen los derechos individuales de las mujeres y niñas al acceso a la sanidad, la educación o el trabajo sin depender de una posible relación abusiva con el miembro masculino de la familia. El Informe sobre mujeres refugiadas considera que el internamiento o detención vulnera el derecho a la libertad establecido en el artículo 6 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y que victimiza adicionalmente a las personas solicitantes de asilo, exacerbando sus traumas. Legalmente sólo debe aplicarse excepcional y motivadamente, pero en la práctica es mayoritaria, creciente y por mera conveniencia administrativa. La propuesta de resolución pide dar fin inmediatamente, en todos los Estados miembros, al internamiento de menores de 18 años y de mujeres embarazadas, lactantes o víctimas de violencia sexual o de género y de trata de personas, reducir el plazo máximo de internamiento previo a la expulsión y que las solicitantes de asilo internadas que denuncien malos tratos reciban inmediatamente protección -específicamente del riesgo de represalias- apoyo y asesoramiento, y sus denuncias sean investigadas por autoridades competentes independientes, con confidencia lidad, incluso cuando las mujeres estén internadas junto con sus cónyuges, parejas u otros familiares. Cuando a las mujeres y a sus familias no les queda más remedio que optar por las vías más peligrosas, crecen su exposición a la violencia y su dependencia de los traficantes, de matrimonios precoces y forzados con hombres que las utilizan como medio para obtener el asilo, y del sexo de supervivencia para pagar transporte, comida, seguridad o techo. El sexo forzado y la falta de anticonceptivos dan lugar a embarazos precoces y/o no deseados. Más de un tercio de las muertes por causa de maternidad que se producen en todo el mundo se enmarcan en contextos de crisis, como los campos de refugiados, por el estrés y la carencia de higiene y de atención sanitaria. Es necesario proporcionarles atención médica y psicológica, igual que a las mujeres y las niñas que han sufrido violencia sexual como arma de guerra; formación a la EASO sobre género, identidad de género y orientación sexual, en particular en Afganistán, Irak y Somalia; aplicar el Reglamento de Dublín para garantizar que las familias puedan reagruparse y que sus solicitudes de asilo sean tramitadas por las mismas autoridades; procedimientos de reagrupación familiar con justicia gratuita más rápidos y eficaces, y recopilar datos desglosados por sexo sobre estas resoluciones; Para el acceso al empleo, la integración y la emancipación económica y social, los Fondos Estructurales y de Inversión, además del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) deben facilitar a las refugiadas y solicitantes de asilo información y formación, cursos de idiomas, educación informal e intercambios culturales con mujeres y la comunidad autóctonas; garantizar a las niñas refugiadas la educación obligatoria, procedimientos sólidos y transparentes de reconocimiento de las titulaciones obtenidas en el extranjero, y servicios de atención a niños y a otras personas dependientes accesibles y de calidad.